lunes, 10 de abril de 2017

Os muestro a continuación una serie de trabajos realizados por mis alumnos en las Escuelas de Bonsai:

EL CHOPO LLORÓN
Por Juan Alberto Jaime

"La basura de unos es el tesoro de otros." Con este refrán empieza la historia de un álamo blanco bonsai apodado el Chopo llorón.
A comienzos de 2014 pensé en adquirir un árbol que me gustaba mucho en la naturaleza, pero no se veía mucho ni por Internet ni en exposiciones.
Entre unos pocos ejemplares que vi online, me llamó la atención un pre-bonsai en concreto, el cual no imaginé que a la postre acabaría en mi modesta colección.
En Mayo del mismo año, mientras visionaba un vídeo de un afamado youtuber del bonsai, vi que ponía a la venta algunos árboles del su colección. Eran ejemplares sin formar y a los que no les podía dedicar tiempo por encontrarse inmerso en el desarrollo de su escuela.
Entre los árboles en venta estaba ese álamo blanco que me cautivó cuando buscaba por internet y sin dudarlo fui a por él.



¿Por qué Chopo Llorón?
Este nombre decidí tomarlo de una de esas críticas que siempre llegan.
Me dijeron: "¿eso qué es, un Chopo Llorón? ese diseño no vale para ese árbol ya que el mismo sólo crece hacia arriba, parecido a los ginkos."
Después de un curso de iniciación de bonsai que realicé, me pasé cultivandolo y trabajandolo de forma autodidacta un par de años.


A finales de 2015, cuando me encontraba un poco estancado en relación al tema del bonsai, encontré por casualidad la Escuela de Miguel Angel González, con el que pude acceder y profundizar en los entresijos de este mundo maravilloso del bonsai.
En primavera de 2016 se hizo el primer trabajo en la Escuela junto al Maestro Miguel Angel, pudiéndose apreciar un salto de calidad notable. Se alambra, posiciona y se perfila un poco el jin.



Tras este primer trabajo, se hizo un considerable transplante ya que se notaba el deterioro del sustrato, pudiéndose apreciar el trabajo en estas fotos:



En Enero de 2017 se vuelve a trabajar procediendo al despoblado y posicionamiento de ramas en la escuela.
Aquí se puede apreciar la belleza de este árbol desnudo:



Aquí tenemos el árbol en la actualidad brotado y pinzado después del último trabajo:



Ahora a seguir cuidándolo y trabajandolo para conseguir así verlo algún día en alguna exposición como se merece.
Y hasta aquí llega la historia de ese árbol que un día fue descarte en una casa para convertirse en uno de mis tesoros en la mía.

----------------------------------------------

DE PLANTÓN A BONSAI
por Jairo Ocaña

La siguiente historia trata sobre una simple thujaoccidentalis que compré en mis inicios con el bonsái allá por el verano de 2012. Cuando un día cualquiera pasé por una floristería y vi el siguiente plantón por el precio de 10€, plantón que a día de hoy la mayoría de la gente rechazaría por su simpleza y su aparente falta de futuro bonsái.

Thujaoccidentalis comprada el verano de 2012


Con mi maestro no empezé a tener trato hasta bien entrado el 2014 y durante ese período intenté darle forma a esa planta con lo poco que había aprendido antes de llegar a Málaga y viendo los típicos vídeos y tutoriales que hay por la red sobre cómo hacer un bonsái. La siguiente foto muestra el estado que tenía la thuja cuando mi maestro la tuvo en sus manos por primera vez y empezó a tutelarme en su cuidado y modelado.

Verano de 2014. 
En este estado llevé por primera vez la thuja a mi maestro.

A partir de ese momento los cambios pronto empezaron a notarse en la planta. El estar semana a semana con los Amigos del Bonsai Arroyo de la Miel y sobre todo el comienzo de mis estudios con Miguel Ángel González Durán marcaron un notable punto de inflexión. Tanto en el cultivo del plantón como en su diseño como futura cascada se pueden apreciar cambios en la siguiente foto.

Enero 2016

En pocos meses más se puso muchísimo más fuerte de salud y se siguió trabajando en su modelado, ya empezaba a mostrar signos de que llegaría a ser algo más que bonito.

Julio 2016

A finales de 2016 se le hizo un nuevo alambrado y posicionado de cierta importancia donde la pequeña thuja que llegó a mi casa cuatro años antes, empezó a mostrar una belleza muy peculiar. El avance que tuvo en la escuela fue simplemente increíble. Queda patente con la siguiente foto.

Diciembre 2016

Hace pocas semanas que se transplantó a una maceta más apropiada y adecuada a su estilo. Con la ayuda de mi maestro elegimos para esa thuja en cascada una maceta tokoname, que para ser su primera maceta propia de bonsái le queda francamente bien. En las últimas fotos se puede ver como quedó la thuja una vez transplantada y también como luce con la maceta en una mesa de exposición.

Abril 2017


Abril 2017
Abril 2017

Esta pequeña historia no es más que un breve resumen del camino que estoy recorriendo en bonsái con esta planta y un ejemplo excelente de como cualquier plantón o árbol por simple que parezca puede dar un bonsái más que digno.
         No quisiera finalizar sin dar mi más profundo agradecimiento a Miguel Ánguel González y a Francisco López. Sin su ayuda y su paciencia me hubiera sido imposible poder llevar a esa pequeña thuja a su estado actual.


-------------------------------------------------------------------




jueves, 2 de marzo de 2017


 AVANZANDO EN EL CAMINO

         Seguimos con nuestra formación en el mundo del bonsái. Ha transcurrido aproximadamente la mitad de nuestro segundo año estudiando con Miguel Ángel González Estudio Bonsái, habiendo dado hasta ahora los siguientes temas teóricos:

·        El alambrado

·        El olivo

·        Los pinos

·        Estilo bosque

·        Estilo enraizado en roca

·        Estilo escoba

Además llevamos hechas a estas alturas una buena cantidad de prácticas en multitud de proyectos. Empezando a notar una buena mejoría a la hora de alambrar por parte de todos los alumnos, pero en el tema del alambrado me detendré al final del artículo…

En este segundo año se han incorporado al curso nuevos compañeros, hasta el punto en que tenemos el cupo de alumnos por clase más que cubierto y encima con compañeros de gran calidad. De esta promoción saldrá gente más que competente sin duda alguna.

De aquí al final del curso seguro que haremos más prácticas interesantes, en especial ahora que está empezando la época de transplantes; también comenzarán dentro de poco las exposiciones, muestras y por supuesto daremos más temas teóricos.

Para finalizar el artículo quisiera detenerme en lo que se refiere al alambrado. Como comenté anteriormente, en mayor o menor medida todos hemos mejorado en este aspecto y eso se debe principalmente a una parte muy importante de la escuela de Miguel Ángel.

Hablo de Paco López, que como es sabido hace años que ayuda al maestro en sus clases. Es Paco quien nos tutela en el área de alambrado y se preocupa por que hagamos esta parte del bonsái en condiciones. Es muy exigente, sin duda… y no nos pasa ni un error (a veces puede parecer demasiado estricto), pero los resultados saltan a la vista y el esfuerzo merece la pena sin duda alguna. Y encima aparte de buen profesor, es de una calidad como persona fuera de toda duda, hasta tal punto que cuando no puede venir a la clase (como en estos días que no se encuentra bien de salud) se le echa de menos notablemente. Sin él, la escuela no sería lo mismo.

¿Qué nos deparará lo que nos queda de curso? Nuevos conocimientos, más prácticas y quién sabe qué cosas más… Para el fin de curso veremos lo que ocurre y se contará y comentará.





jueves, 21 de abril de 2016

UN AÑO DE APRENDIZAJE


       "Hace apenas cuatro años que llevo en el mundo del bonsái, tuve la enorme suerte de conocer alguien que a día de hoy aparte de maestro es amigo y que durante cuatro meses que se me hicieron muy cortos, me dedicó su tiempo y sentó en mi las bases del bonsái pero esa es otra historia.

       Pasados esos cuatro primeros meses me fui a vivir a Torremolinos. Durante un tiempo estuve investigando, ampliando por mi cuenta los conocimientos que tenía y realizando las primeras prácticas. Pasado un tiempo conocí un grupo de amigos aficionados al bonsái cerca de donde vivo. En este grupo hay una persona en particular que destaca sobremanera por sus conocimientos y experiencia, que además por si fuera poco cuenta con una escuela de bonsái avalada por uno de los maestros más prestigiosos de Japón.

       La semana pasada finalizó el primer curso (de un total de cinco) que hice en esta escuela en particular. Desde el anterior octubre hasta el pasado fin de semana transcurrieron doce clases teóricas e innumerables prácticas en diferentes piezas, la mayoría propias y algunas cedidas por el maestro para la ocasión. Entre los compañeros, el maestro, su ayudante (que también merece historia aparte)... ha sido una experiencia simplemente maravillosa y sólo es el comienzo de un camino que veremos por qué derroteros me lleva.

       Después de lo vivido el último año en cuanto a bonsái se refiere y poder comparar con los tres años anteriores que llevo de relación con el bonsái me queda una duda. No entiendo como puede haber gente en este mundo que por el motivo que fuese (ahí no debo entrar aunque no comparta motivos) prefiera no tener un maestro que lo tutele, le pueda guiar, echar una mano en tantos sentidos... y eliga andar por el mundo del bonsái sin uno. Lo que no estoy dispuesto es a que encima se le falte el respeto a los maestros y que gente sabiendo esto piense igual o con bastantes puntos de acuerdo.

       Como despedida agradecer a todo el mundo que me rodea y me ayuda en mi camino. Pueden estar seguros que me acuerdo de todos y cada uno de ellos y que en el futuro de una manera u otra espero devolver por lo menos aunque sea una parte de todo lo que han hecho por mi."

Relación de fotografías tomadas durante el curso y mi felicitación a todos y cada uno de los alumnos que con gran empeño y dedicación han aprendido cuanto sé. Gracias!