lunes, 10 de abril de 2017

Os muestro a continuación una serie de trabajos realizados por mis alumnos en las Escuelas de Bonsai:

DE PLANTÓN A BONSAI
por Jairo Ocaña

La siguiente historia trata sobre una simple thujaoccidentalis que compré en mis inicios con el bonsái allá por el verano de 2012. Cuando un día cualquiera pasé por una floristería y vi el siguiente plantón por el precio de 10€, plantón que a día de hoy la mayoría de la gente rechazaría por su simpleza y su aparente falta de futuro bonsái.

Thujaoccidentalis comprada el verano de 2012


Con mi maestro no empezé a tener trato hasta bien entrado el 2014 y durante ese período intenté darle forma a esa planta con lo poco que había aprendido antes de llegar a Málaga y viendo los típicos vídeos y tutoriales que hay por la red sobre cómo hacer un bonsái. La siguiente foto muestra el estado que tenía la thuja cuando mi maestro la tuvo en sus manos por primera vez y empezó a tutelarme en su cuidado y modelado.

Verano de 2014. 
En este estado llevé por primera vez la thuja a mi maestro.

A partir de ese momento los cambios pronto empezaron a notarse en la planta. El estar semana a semana con los Amigos del Bonsai Arroyo de la Miel y sobre todo el comienzo de mis estudios con Miguel Ángel González Durán marcaron un notable punto de inflexión. Tanto en el cultivo del plantón como en su diseño como futura cascada se pueden apreciar cambios en la siguiente foto.

Enero 2016

En pocos meses más se puso muchísimo más fuerte de salud y se siguió trabajando en su modelado, ya empezaba a mostrar signos de que llegaría a ser algo más que bonito.

Julio 2016

A finales de 2016 se le hizo un nuevo alambrado y posicionado de cierta importancia donde la pequeña thuja que llegó a mi casa cuatro años antes, empezó a mostrar una belleza muy peculiar. El avance que tuvo en la escuela fue simplemente increíble. Queda patente con la siguiente foto.

Diciembre 2016

Hace pocas semanas que se transplantó a una maceta más apropiada y adecuada a su estilo. Con la ayuda de mi maestro elegimos para esa thuja en cascada una maceta tokoname, que para ser su primera maceta propia de bonsái le queda francamente bien. En las últimas fotos se puede ver como quedó la thuja una vez transplantada y también como luce con la maceta en una mesa de exposición.

Abril 2017


Abril 2017
Abril 2017

Esta pequeña historia no es más que un breve resumen del camino que estoy recorriendo en bonsái con esta planta y un ejemplo excelente de como cualquier plantón o árbol por simple que parezca puede dar un bonsái más que digno.
         No quisiera finalizar sin dar mi más profundo agradecimiento a Miguel Ánguel González y a Francisco López. Sin su ayuda y su paciencia me hubiera sido imposible poder llevar a esa pequeña thuja a su estado actual.